17 de junio de 2008

60 - 90 o 120 min

Ayer me encontraba tocando la guitarra, ya saben nada en especifico solo arpegiando y recorriendo acordes sin intención alguna, cuando de repente comencé a tocar cierto arpegio que me sonaba conocido, pero no podía escribir el nombre de la canción en mi mente, después de un rato tratando de recordar pude visualizar el nombre de la banda en mi cabeza era Queensrÿche (ok, realmente recordaba que era una banda que se llamaba Queen-“algo”) con Silence Lucidity.

Y fue en ese momento que mis oídos experimentaron esa vieja y placentera sensación, que tenía ya años sin aparecer, la sensación de disfrutar una buena canción que en verdad tenía mucho tiempo que no escuchabas, la cual llego a ti de manera fortuita.

Obviamente lo único que tuve que hacer fue dirigirme hacia la computadora y abrir la pagina de youtube para buscar el video de dicho tema, lo escuche y mire (de hecho un par de veces) lo disfrute pero no de la manera anterior, no a la vieja usanza.

Explico

Mi adolescencia transcurrió durante la segunda mitad de los noventas, a el internet todavía le tomaría unos cuantos años mas llegar a su auge, no había vestigios de napster, los canales musicales y la mayoría de las estaciones radiales enfocadas al rock (que eran 3 o 4, muy pocas aunque por lo menos eran mas que las existentes ahora) solo contaban con una hora de clásicos a la semana, ya no se diga conseguir discos extranjeros o no muy comunes con precios fuera del alcance de casi cualquier adolescente clase mediero.

Por lo que toparse con una canción ‘vieja” o de “difícil acceso” era todo un milagro y como tal provocaba sensaciones fuera de lo común.

Podía ser un domingo o una madrugada escuchando la radio, o mirando algún programa en la MTV (aunque usted joven lector no lo crea la MTV de mediados de los noventas no tenia nada que ver con lo que se transmite actualmente por dicha señal), enterarse de que el amigo de un primo del amigo era poseedor de una copia de ese CD (y en muchos casos todavía de un casete), encontrar alguna vieja cinta o vinilo.

Lo se, la tecnología avanza y todo lo que acontece es circunstancial, pero a mi me agrado haber vivido ese tipo de “experiencias de búsqueda musical”, supongo que a un adolescente acostumbrado a encontrar un tema en cuestión de segundos, poco le importa alguno de los “placeres” mencionados anteriormente.

Estoy consciente que ahora con las nuevas tecnologías el acceso a mucha y muy variada música puede dejarles un mejor y mayor acervo cultural a los jóvenes y a futuras generaciones, pero a veces creo que mas bien al haber total acceso, se pierden los filtros, poco a poco se irán reduciendo las emociones, las legiones de fans, las bandas con carrera entre muchas otras cosas dentro del rock, seamos sinceros cada vez que T.V. on the Radio, o The Kooks saque un nuevo disco (si es que sacan mas de dos o tres hasta que a alguien deje de importarle) ¿creara la misma expectación y emociones que conseguían Pink Floyd o The Cure cada que estrenaban un Larga Duración?

Yo no lo creo...



Ojala el tiempo se encargue de hacerme tragar mis propias palabras y todavía lleguen a surgir bandas trascendentes que si bien no revolucionen la música, logren conexiones generacionales, se vuelvan emblemáticas, o provoquen algo cercano a los viejos placeres como “la experiencia de búsqueda musical” pero si los melómanos, publicaciones y críticos están cimentando ese tipo de esperanzas en bandas como The Artics Monkeys o Bloc Party lo siento, estamos perdidos…….

7 comentarios:

J.A. dijo...

Acabo de dar con este blog y me pareció muy bueno. A mí también me tocó vivir eso de la búsqueda musical tan diferente a lo que se vive ahora, y el problema no es que la gente no batalle en encontrar tal o cual canción, sino que la mayoría ni siquiera se interesa en buscar. La realidad es que por más que se pregone la libertad de internet y de que aquí encuentras todo, la gente se mete más bien a bajar lo que ve en mtv o telehit. Así que la anunciadísima desaparición del mainstream, al menos en este país yo la veo todavía bastante lejos. Y concuerdo totalmente contigo en lo que dices acerca de Arctic Monkeys y Bloc Party.

Lovers dijo...

Mmm busqueda musical, yo soy mmm una adolescente
"supongo que a un adolescente acostumbrado a encontrar un tema en cuestión de segundos, poco le importa alguno de los “placeres”
es cierto eso que pasa en al mayoria des las personas.

Pero en mi caso si hay busqueda, la busqueda de encontrar algo bueno dentro de toda la diversidada de porquerias que hay.

"Si los melómanos, publicaciones y críticos están cimentando ese tipo de esperanzas en bandas como The Artics Monkeys o Bloc Party lo siento, estamos perdidos……."
jajajaj eso me encanto a mi en lo personal esa ondita indie se me hace una mamada la musica no se divide en indie,pop etc. etc, se divide en buena y mala fin. Y quien trate de encasillarse un solo tipo de musica que mal por el, hay cosas maravillosas ocultas en alguna parte del oscuron internet.

Jajajaj no se lo de Mtv, pero personas mayores han comentado lo mismo. Como molesta ahora, aaah lo genial de dejar la tele es no soportar esas cosas feotas.

Saludos Atte: Koneko (de Music lovers XD)

Roberto dijo...

yo de chico tuve mucha suerte, pues un tio de unos 23 años vivia en mi casa cuando yo tenia como 8, estuvo como 4 años y coleccionaba discos, como trabajaba de informatico y en ese tiempo era mejor pagado, se iba a EU a comprar discos muy chidos, asi que siempre tuve acceso a como que musica chingona de forma sencilla, sin embargo creo que tienes mucha razon en lo que dices, antes un pequeño grupo de discos durabas escuchandolos meses, ahora escuchas una cancion del disco (la de moda) y lo desechas rapidamente.

Eso de MTV, recuerdo que antes era todo el dia initerrumpido de videos, excepto en la noche, que pasaban un programa que se llamaba head bangers, que tambien eran puros videos jajaja, y despues venia beavis & butthead..... yo estaba muy chico, pero recuerdo que era bien chido.

Diego dijo...

Ah pero que recuerdos y que nostalgia, tu análisis me parecer totalmente acertado, yo hice algo así hace un tiempo, pero enfocado más que nada en las audiencias de conciertos, si tienes tiempo ya que es un poco largo y se divide en partes, lo puedes leer aquí:

http://blog.myspace.com/index.cfm?fuseaction=blog.view&friendID=56265887&blogID=389585676

Si no, de todos modos me parece que lo que dices acerca del interés de la juventud en estos días es patético comparado con lo que nos tocó a nosotros, es una lástima porque la verdad si faltan iconos o cuando menos alguna banda decente estos días.

iluso (¬¬) dijo...

Puts....

Cuando lei este post (bastante agradable por cierto) te da un flashbak increible!!

Aunque también te hace darte cuenta que la vejez y la melancolia han llegado!!

tssss

Irving Calderón dijo...

Koneko y Diego: Gracias por sus comentarios y claro que pasare a checar sus escritos y publicaciones

J.A , Roberto e Iluso: Gracias por los comentarios,y pues asi es el tiempo ha pasado, es imposible tener lo mismo de antes, pero por lo menos tenemos el beneficio de la duda de que podria mejorar........

Hay que tener alguna esperanza en la vida no...jeje

Mr. White dijo...

siempre una generación critica a la anterior y posterior y hasta se creen mejores una q otra, honestamente me latieron mucho los 90's, radioactivo y esas madres, ahora pues todo es mas prefabricado y eso pero hay cosas chingonas. esos de los artic y los de block party me laten pero siempre hay algo mejor