28 de abril de 2008

Metric en la ciudad de México

Por: Melissa

Canadienses, formados en 1998 en la ciudad de New York, Metric se caracteriza por ser una banda "indie rock" de gran calidad. Visitando la ciudad de México por segunda vez, se presentaron el pasado 25 de Abril en el Vive Cuervo Salón, que por cierto, se encontraba casi vacío.

Más no por eso, con un público indiferente ante la enorme presencia en el escenario de la bella Emily Haines; quien se dedicó durante toda la noche a establecer contacto con el público que no se cansaba de gritar y estirar las manos para poder tocarla.




Con un setlist variado, en el que pasaban por todos sus discos (aunque no tocaron ninguna de sus E.P's) lograron que en todo momento la audiencia coreara las canciones y aplaudiera la excelente actuación que estaban brindando; con una actitud sencilla, cálida y agradecidos de la respuesta obtenida.


Dead Disco

Poster of a girl
List
Satellite mind
Handshakes
Empty
Hustle Rose
Rock me now
Calculation theme (el momento más bonito de la noche, a mi parecer)

Llega el turno de la canción más esperada de la noche, esa pieza en la que todos, todos los asistentes levantaron los brazos, comenzaron a brincar, al mismo tiempo que cantaron lo más fuerte que podían el coro de:

Combat baby





Después de este momento salen del escenario, pero era de esperarse que volvieran, pues acababan de prender todas las energías y la gente quería más.

Se esperaba un gran regreso con Succexy o tal vez el punch de I.O.U. pero no.
Todos enloquecen de nuevo, pues los acordes que se esuchan cuando pisan de nuevo el escenario, son nada más y nada menos que los de Monster Hospital, seguidos por Stadium Love.
Josh Winstead (bajo) y Joules Scott-Key (batería) abandonan el lugar lleno de reflectores, para dar paso a la versión acústica de Live it out interpretada únicamente por Emily, James y su guitarra.



Metric By Mel

Es con esa canción con la cuál deciden despedirse y después de una gran ovación y miradas de incredulidad (puesto que apenas llevaban una hora tocando) se prenden las luces del lugar, invitando a todos los asistentes a abandonar el lugar.

El espectáculo fue muy bueno, pero... ¿Una hora?
¡Fue muy poco tiempo!
Y ya sé que al día siguiente se presentaban en el Zero Fest de Guadalajara, y el domingo en Coachella, pero una hora definitivamente fue muy, muy poco.

Todos nos quedamos esperando escuchar un poco más del Old World Underground, Where are you now?, o al menos la canción que le da nombre al Grow Up and Blow Away, pero no.

Aún así, Metric dejó un agradable sabor de boca.

Bien por ellos.

3 comentarios:

maría dijo...

emily traía la misma ropa en el concierto del df que en guadalajara.
y no sólo eso, si a tí te molesta que hayan tocado una hora, imagínate a nosotros, que fueron 4 o 5 canciones y ni siquiera tocaron monster hospital, sin contar que todo esto sucedió abajo de un calor infernal de unos 37 grados.
así que ni se queje.
le fue bien.

Diavolina dijo...

Lo malo fue que tocaron poco y faltaron muchas, era como que concierto de fans y dejaron muchas canciones para fans fuera del set, ni modo, si hubieran tocado en el zero fest de aca hubiera sido lo mismoo pero ya ni modo

Tambien les falto love is a place

Gabriela Clayton dijo...

quería ir! pero no, y por lo que leo... fue fugaz!