3 de julio de 2007

Interpol - Our love to admire


“In a passion it broke
I pull the black from the grey
But the soul can wait
I felt you so much today”
Pioneer to the falls – Interpol

A estas alturas quien no conoce a Interpol, este tercer disco reafirma indiscreciones, el hecho de dejar Matador y unirse a Capitol, en otras palabras, de dejar el Indie y unirse al Mainstream, no afecto la creatividad conocida.

Es usual que los oyentes de los discos anteriores digan: suena demasiado a Interpol. Así es, sonar a Los Strokes ya aburre, sonar a Joy Division no lo es todo, vestirse como los Horrors no es suficiente, dejar las guitarras para tomar las tornamesas no es necesario.

(Aquí es donde los demás críticos musicales ponen los nombres de los integrantes, como si no los supieran los que leen, o pretendiendo ahorrar espacio) dejan atrás las especulaciones y desde el inicio, porque si algo saben hacer es como comenzar un disco, lo hicieron con “Untitled” en su disco debut, con “Next exit” incluso en aquellos gloriosos conciertos en nuestro país ya hace tiempo, no se si sea a propósito, grabar la primera canción, o escoger el inicio perfecto, pero lo logran de nuevo con “Pioneer to the falls”.

Después “No i in threesome” con un coro envidiable:
"Babe, it's time we give something new a try
Oh, alone we may fight
So just let us be free, tonight"
“Scale” que recuerda viejas glorias, y aprovecha los beneficios de los sintetizadores que ambientan discretamente. Después el sencillo, la “Maniobra Heinrich”, necesaria para no atragantarnos con su horrible video.

“Mammoth” es la parte intensa del disco, justo a la mitad como perfecto climax, todo vuelve a descender con “Pace is the trick” que recuerda mucho a “Take you on a cruise”, con “All fired up” vuelve la leve furia, y la voz de Banks difiere de otras canciones, experimentación?, tal vez.

“Rest my chemistry”, una de las canciones mas conmovedoras del disco, para dedicar y cantar cuando regresen, porque tienen que volver. “Who do you think” recuerda a los viejos sencillos, “Wreking ball” es otro leve experimento, con mas ambiente que ritmo, y si, todo sigue sonando a Interpol. Después las guitarras nos dicen adios, como un réquiem a Nueva York con “Ligthouse”, un gran final sin duda, como si la lluvia supiera lo que pasa debajo de nuestros paraguas, como si el agua fuera la unica que moja nuestros trajes. Tambien hay lagrimas, Interpol lo sabe, porque quiza nos espia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

alejandro no te las des de sabio, no necesitas hacer barbaras comparaciones que bandas como the horrors, que todo el mundo sabe para que estan hechos.

no los defiendo por que me gusten, pero es la verdad.

osea el punto es que, no seas tan tira mierda a otras cosas, a veces nosotros no tenemos la autoridad necesaria para criticar musica.

ademas suenas bien rulo ggoeeeh

atte dulce :)

Fraktal dijo...

pero no me gustan los Horrors :P

Mentora dijo...

A mi no me gustó y en verdad me sentí triste al escucharlo tan igual a los dos discos anteriores.

Y si... no te arulizes.

Coincido en el comentario sobre Rest my chemistry.

Sieg-Freiheit dijo...

hace ya rato que no pasaba por acá...

y no tengo varo para comprar el disco aún jo...

peor bueno luego digo que pienso


saludos