5 de octubre de 2009

Mew en México


Ya han pasado días, semanas, pero el recuerdo es latente. En mi caso fue la primera vez que vi el mismo acto de una banda en 3 modos diferentes: una sesión privada de frente a ellos con sonido impecable grabada para la televisión, un concierto entre la gente hasta adelante, y la última presentación de la gira, en Guadalajara, un poco más atrás teniendo la perspectiva de toda la banda a lo lejos.

Combinando canciones de su nuevo disco con las clásicas del Frengers y And the glass handed kites, ofrecieron setlist equilibrados entre la sesión y sus presentaciones, siendo los setlist de el Vive Cuervo Salón y del teatro estudio Cavaret en Guadalajara exactamente iguales.

Con el intro de She spider comenzó la catarsis y terminó la espera, de los fans y de los que se jactan de serlo, de aquellos que los esperaron por mucho tiempo, y la impresión del conjunto al ver la respuesta del público. Creo yo que jamás esperaron ver tanta gente. Según datos, las presentaciones más grandes de toda su gira como headliners fueron estas 2 en nuestro país.

Hay que mencionar a L’Aurore como una buena banda abridora, y a Mew como una banda elegante, que suena bien, que discretamente muestra su entusiasmo, pero que se refleja en la música y en los intensos guitarreos de Chinaberry three y Special, la perfecta ejecución de los temas del No more stories…, lo energético y festivo de Am i wry? y 156 y las atmosferas creadas en temas delicados como Saviours of jazz ballet y Small ambulance, sin dejar atrás lo mejor, el gran final, y lo sentimental de Comforting sounds.

Esto es una reseña corta, como preludio de lo que pronto posteará la verdadera fan. Ustedes disculpen la tardanza, nos hemos perdido de algunas cosas, viene The Prodigy y ahí estaremos, al igual que en Mono, así es que estén pendientes.

1 comentario:

MRM dijo...

Que envidia compañero... este post me ha dado más ganas de verles en directo en España, pero me parece que esta complicado! Habrá que ir a buscarles fuera porque merece la pena.

Un saludo!