18 de octubre de 2010

Aquel hermoso día, Arcade Fire en México

(El camarada Ricardo Marin alias @reecardough nos comparte su visión de Arcade Fire, detalle que agradecemos.)

Sí, quizás esta reseña sea exactamente igual a todas las demás que leerán, pero es inevitable escribir algo como esto con la más cruda sensación de malestar al saber que el concierto no duró como hubiéramos querido y que, al mismo tiempo, lo dieron todo y no se pudo haber pedido más. El sentimiento complicado que todos sentimos al ver a nuestra banda favorita.

El pasado 13 de Octubre será un día que, en las palabras de Win Butler, nosotros tampoco olvidaremos en mucho tiempo. Arcade Fire no paró al subir al escenario, fue un concierto increíble, las palabras sobran (algo paradójico, ¿no?). Para escribir esto veo el setlist tratando de guiarme y se ve pequeño a comparación de cómo estuvo en verdad el concierto; el setlist funciona igual que ésta reseña. Nadie les podrá decir con toda emoción cómo estuvo el concierto de Arcade Fire porque sería imposible, para saberlo tendrían que estar ahí. Sin embargo, soy muy terco y lo intentaré.

Mi boleto decía Sección C-17. Fila J. Asiento 12. Estaba asustado, nunca había ido al Palacio de los Deportes y temía que desde ahí no viera todo o se viera feo y lejos, estaba equivocado. El lugar era excelente pero, por supuesto, con su debida distancia que hubiera preferido no tene; a pesar de la distancia, feliz era yo. Al perder la posibilidad de facebook, twitter y sus derivados en mi escuela (y no checar una computadora en todo el día), no tenía idea de la falta de Calexico en el programa. En vez de eso un saxofonista llamado Colin Stetson hizo el trabajo. Lo hizo muy bien, pues no es fácil hacer que toda la audiencia te logre aplaudir y hacer caso. Claro, no faltaron los que no se callaron, se movieron de un lado a otro y… los que chingan, ¿me entienden?.

Se apagan las luces, se oye el gritote del público y el wey de enfrente no me deja ver, en ese orden… como siempre sucede. Se prenden unas luces y unas figuras con cabello largo suben. Arcade Fire estaba en el escenario: Regine, siempre linda, amable y efusiva; Win, imponente y superfrontman; Will, una cabra loca; Richard, indescriptible y chingonsísimo y bueno, ustedes me entienden. Me esperaba que comenzaran con Ready To Start y fue un inicio excelente. Seguir con Keep The Car Running igual fue una muy buena opción, pero alguien acláreme algo: en la pantalla que tenían atrás proyectaban imágenes de carretera y por un momento sentí como si fuera una mexicana, ¿estoy bien? O ya de plano, ¿estaba bien estúpido? No me sorprendería la segunda.

No Cars Go fue la primera que verdaderamente hizo que eso que los franceses llaman un pequeño “je ne sais pas” se encendiera en todos nosotros. “Between the click of the light and the start of the dream” son líneas que a la fecha no me puedo sacar de la cabeza. Haiti nos dijo lo que muchos ya sabíamos: la voz de Regine quizás se oiga diferente al disco, pero vaya que le pone lo suyo, y en el final dio toda la potencia que ésta puede dar, algo verdaderamente sorprendente. Sprawl II es la perla del nuevo disco y su presentación fue una acción reconfortante. Modern Man, Rococo y The Suburbs, bien interpretadas, particularmente The Suburbs y Modern Man.

Al tocar ésta última, la pantalla proyectaba a un Win Butler sencillo, dedicándose a tocar una canción que al parecer no es de las preferidas de los demás… tristemente.

Después de las canciones anteriores, vino el bloque mas partemadres que se me puede ocurrir. Comenzaron con In The Backseat, canción con la que he llorado infinidad de veces y que canté con todo lo que pude, inevitable y sumamente hermoso, jamás de los jamases hubiera pensado oír ésta canción en vivo. Sigue Intervention, la primera canción que oí de Arcade Fire y en mi top 3 de favoritas si, una presentación digna de la hermosa canción. Crown Of Love, haciendo llorar a más de la mitad.

Neighborhood #1 (Tunnels) creo que es la que mas esperaba de la noche, mi canción favorita, la mejor canción que he visto en vivo. En estas cuatro canciones mi piel no dejó de enchinarse, fenómeno curioso.

We Used to Wait… la verdad no me gusta mucho, pero la tocaron fenomenal y no la hubiera cambiado. Y luego el otro bloque partemadres: Neighborhood #3 (Power Out) y Rebellion. Ese salvajismo que caracteriza las presentaciones energicas en vivo de Arcade Fire ya se había hecho presente, pero con estas canciones sólo se ahondó y nos hizo ver a esa banda que rompe madres en el escenario.

Encore, el piso de la sección C tiembla por los pisotones rápidos y estruendosos que dan los asistentes ansiosos de más Arcade Fire. Regresan y tocan Month of May, a mi parecer una canción que no trasciende pero que de la misma manera es muy bien presentada y tampoco la hubiera cambiado. Win anuncia que la siguiente es un cover de The Smiths y así comienza Still Ill, un cover genial. Para rematarnos a todos, Arcade Fire se despide con un himno: WAKE UP. Creo que no pudo haber mejor manera de cerrar, Wake Up es todo lo que un fan quiere escuchar y más. Manera épica para cerrar un concierto clave en nuestras vidas.

Al terminar el concierto y salir del palacio, la euforia era presente y más que notable; creo que no hubo ni una persona que no le haya gustado y se haya sentido muy bien viendo a esta fenomenal banda. Sí, quizás unos le cambiarían algo al concierto (incluyéndome), pero el concierto al fin sació esa iracunda necesidad que teníamos de ver a esta banda que tanto tiempo nos dejó esperando y, aún así, la brevedad que nos da un concierto fue mas que suficiente para poder estar tranquilos.

Algunas conclusiones:

•Will Butler es una maldita cabra loca. Ya sea moviéndose de un lado a otro con un uno de los toms, tocando teatralmente el pandero o aventándose de un teclado a otro en Power Out, Will Butler resulta ser el mas alocado de todos

•Regine tiene la voz y personalidad mas dulce que he visto en el escenario

•Si In The Backseat no te enchinó la piel no eres humano.

•Win Butler es un excelente frontman; acercándose continuamente al público, dándoles su guitarra (quitándoselas después claro está).

•Me doy cuenta que es imposible ser integrante de Arcade Fire si no tocas 5 instrumentos, mínimo.

•Cuando sea grande, quiero ser como Richard Parry.

•Aplausos a los demás integrantes.

•Nada como Neighborhood #1 (Tunnels). NADA.

Espero hayan estado ahí para recordarlo. Si no, espero también vuelvan.

Fotos
PNACHO

3 comentarios:

\m/ichelle dijo...

me gusto :)
att* michelle

\m/ichelle dijo...

sabes cual me vuelve loca??
No Cars Go!!! =D

Anónimo dijo...

Great site you have here.. It's hard to find excellent writing like yours nowadays. I really appreciate people like you! Take care!!

My website; natural cellulite treatment